El Frente le baja el pulgar al Defensor del Vecino

El Frente Amplio no respaldará la continuidad en el cargo del defensor del vecino, Fernando Rodríguez. Incluso la institución que este dirige se enfrenta a un futuro incierto. La Junta Departamental podría pronunciarse al respecto el próximo 7 de marzo.

defensor-del-vecinoLa continuidad del ombudsman, así como la vigencia del instituto, viene siendo abordada por una comisión especial de la Junta Departamental, creada a iniciativa del edil Álvaro Viviano (PN). Existe acuerdo entre los integrantes de la comisión para presentar sus informes el próximo 5 de marzo, por lo cual el tema sería abordado en la sesión plenaria siguiente, dos días después.

Para prorrogar su permanencia, el ombudsman Fernando Rodríguez necesita dos tercios de los votos de la Junta.

Aunque no todos los ediles de la oposición han hecho pública su posición, el Partido Nacional y el Partido Colorado apoyarán tanto la gestión como el instituto. Sin embargo, Rodríguez no cuenta con el respaldo del Frente Amplio (que lo propuso para el cargo), cuya bancada habitualmente toma resoluciones “en bloque”, dijeron a El País fuentes del oficialismo.
A su vez, las fuentes consultadas indicaron que “los tiempos políticos” y la “altura del año y de la actual administración” no son los indicados para embarcarse en un proceso de selección de un nuevo ombudsman y de reforma de la Defensoría Vecino”.

El instituto surge en el año 2003 como una demanda del Partido Nacional a la administración frenteamplista para viabilizar la creación de la Tasa de Saneamiento, exigencia del BID para darle financiamiento a proyectos en curso. Los ediles blancos de la época consideraban que si bien las obras eran necesarias para la ciudad, el mayor aporte económico solicitado a la ciudadanía debía estar recompensado por un nivel superior de protección de sus derechos.

En la pasada administración se retomó la discusión y se abrió el proceso de selección, que concluyó con la designación del actual ombudsman, Fernando Rodríguez. Fue elegido a fines de 2006 y su primer año de gestión lo completó en 2007, lo cual plasmó en su Primer Informe Anual (2008).

QUEJAS.

Pese a que Rodríguez fue sugerido por el Frente Amplio (y originalmente se encontraba vinculado a Asamblea Uruguay), algunos jerarcas municipales manifestaron molestias por sus observaciones sobre el funcionamiento de la administración. No obstante, el ombudsman fue atemperando sus informes anuales haciéndolos cada vez menos críticos hacia la gestión de la Intendencia.

El 4 de julio de 2012, El País adelantó algunos cuestionamientos que presagiaban el cambio. Uno de los más duros fue del colorado Tulio Tartaglia. “El defensor del vecino ha mostrado en estos seis años un comportamiento sumamente errático. Primero se apoyó en el oficialismo del FA para alcanzar su cargo, luego pareció distanciarse incluso despertando serias críticas del propio partido que lo impulsó”, dijo el legislador de Vamos Uruguay.

El defensor del vecino fue postulado por el Partido Independiente para integrar el nuevo Instituto Nacional de Derechos Humanos del Poder Legislativo, aunque no fue seleccionado. A su vez, su involucramiento con el caso del haitiano presuntamente abusado por un grupo de cascos azules uruguayos generó cuestionamientos.

“Todos asombrados vimos cómo utilizaba tiempo, esfuerzos y recursos acompañando al joven haitiano Johny Jean en su estadía por Montevideo. Esto subraya que buscaba reforzar su candidatura para el Instituto Nacional de Derechos Humanos”, opinó Tartaglia.

“Como no fue designado, en su Quinto Informe Anual (2012), hace un intento de congraciarse nuevamente con el partido de gobierno. Requiere el apoyo del Frente Amplio si pretende obtener una última prórroga de sus funciones por otros tres años”, evaluaba el legislador el año pasado.

Más allá de la postura de Tartaglia, la edila colorada Viviana Pesce confirmó a El País que la bancada colorada respaldará al defensor del vecino.

“No hay una obligación partidaria de votar todos juntos. No somos como el Frente, no votamos en bloque”, indicó Pesce.

“La postura que tenemos en el partido es la de respaldar el instituto y la figura del ombudsman, así como la de hacer un repaso del decreto por el cual se creó, para tratar de corregir algunos errores que tiene. Pensamos que Rodríguez ha hecho un trabajo correcto y bastante transparente”, añadió la edila colorada.

APOYOS.

También el Partido Nacional respaldará la prórroga de Fernando Rodríguez y la vigencia del instituto.

El edil que promovió la conformación de la comisión especial para analizar ambos temas, Álvaro Viviano (Alianza Nacional), dijo a El País que “es una institución que merece algunos retoques, pero el desempeño personal ha sido acorde a la requisitoria de todo este tiempo”.

“Una negativa a esta altura es un golpe importante a esta institucionalidad. Este defensor del vecino ha actuado con ecuanimidad, criterio y en algún momento con sentido crítico de las decisiones de la Intendencia de Montevideo. Me parece que es una razón eminentemente política la que se esgrime para no dar la prórroga, que conspira contra la institucionalidad y sienta un grave precedente”, agregó Viviano.

Según el legislador de Alianza Nacional, “la Defensoría del Vecino es ante todo un instituto de defensa de Derechos Humanos. Una decisión de esta naturaleza se debe evaluar con mucha más profundidad, serenidad y profesionalidad”.

“Un error cerrar el instituto”
De acuerdo a la normativa, el ombudsman puede continuar en el cargo hasta que se designe a un sucesor. En este caso, lo haría sin el respaldo político del Frente Amplio.

Consultado ayer por El País sobre esta posibilidad, Fernando Rodríguez dijo que su permanencia en la Defensoría “depende de los plazos”.

“En la medida que los plazos sean prudentes, no hay problema. Fundamentalmente hay que cuidar que la institución no se debilite”, indicó.

En tanto, el defensor del vecino consideró que sería “un error” el cierre del instituto. “No creo que el sistema político lo vaya a cometer”, sostuvo.

“Creo que la institución está consolidada y es un hecho que brinda servicios necesarios. Por lo tanto, no veo posibilidades de desandar ese camino institucional. La institución está y va a continuar, independientemente de quién esté al frente”, auguró Rodríguez.

“En principio, seguimos trabajando a full. Vamos a esperar la decisión. La que sea, la voy a considerar adecuada”, sentenció el ombudsman.

LA OFICINA.

La Junta Departamental le paga al defensor del vecino una partida de funcionamiento para contratación de personal, logística, etc.

El ombudsman de tiene un salario de $ 69.918 y cuenta con tres funcionarios en comisión que cobran un total de $ 65.330. A su vez, hay tres becarios a su disposición que cobran otros $ 31.203.

Cuenta también con financiamiento exterior que le permite, por ejemplo, editar sus informes anuales. El puesto para el que se postuló en el Instituto de Derechos Humanos tenía una remuneración equivalente al salario de un viceministro.

Entre el financiamiento obtenido del exterior se encuentran US$ 100.000 de la Agencia Española de Cooperación y 180.000 euros de un instituto de mediación de España.

RELACIÓN AMOR-ODIO CON LA IMM
1.CONSEJOS QUE INCOMODAN
El tercer Informe Anual del Defensor del Vecino (2009) incluyó varias consideraciones críticas hacia la actuación de la Intendencia, a la que hizo recomendaciones para un mejor funcionamiento en beneficio de los contribuyentes. En el capítulo

referido a su propio relacionamiento con la comuna, Rodríguez recordó que su informe del año anterior “no generó un ámbito de discusión y reflexión institucional”, como hubiese sido aconsejable. “Por el contrario, ha generado en algunos casos respuestas defensivas. Claro es el ejemplo en el tema de las patentes de rodados (…). Y lo que es peor, no se ha logrado enfatizar en el reconocimiento de la vulneración efectiva de ciertos derechos de ciudadanos”, destaca. En particular, el informe alude al mal relacionamiento con el entonces director de Recursos Financieros de la comuna, Enrique Cabrera. Hoy, Cabrera es un alto funcionario de la OPP y uno de los creadores del Sistema Único de Ingresos Vehiculares, Sucive.

2.JERARCAS MOLESTOS
Cabrera fue el primero en relativizar el informe, señalando que solo abarcaba los casos que se presentan al ombudsman, un número muy menor en la globalidad de cuentas municipales.

Lo mismo sostuvo el prosecretario de la comuna, Jorge Rodríguez. “Nos sorprendió la reducción sustancial de reclamos concretos, que no fueron más de 200 en 2008. De ellos, hubo 100 sobre arbolado, en una ciudad que tiene 250.000 árboles en la vía pública”, comentó.

También el exsecretario general de la IMM, Alejandro Zavala, se refirió al cúmulo de denuncias que manejó el ombudsman en su informe.

“Espero que el Defensor del Vecino se encamine hacia la formación en Derecho -para que los ciudadanos sean capaces de articular sus demandas con la administración-, más que ser un gestor de problemas concretos, para los cuales existen las vías administrativas”, señaló Zavala. “Nosotros no necesitamos que nos venga a decir que hay problemas con el arbolado”, indicó.

3.UNA DEFENSORÍA “PEQUEÑA”
El edil frenteamplista Pablo González dijo ayer a El País que “no tiene nada contra el defensor del vecino”, aunque señaló que no comparte el trabajo que hace su oficina, “que representa a muy pocos vecinos, habiendo municipios, concejos municipales, concejos vecinales y centros comunales”.

 

AUTOR: Andrés López Reilly
FUENTE:  El Pais – Uruguay (20 de febrero de 2013)

Posted in: Noticias

Post a Comment