Sueldos se pagarán vía electrónica

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prevé tener listo en un par de semanas un proyecto de ley para seguir avanzando en su plan de inclusión financiera. Uno de los aspectos más fuertes en su contenido será establecer el pago obligatorio de sueldos a través de medios de pago electrónicos.

“Vamos a ir hacia el pago obligatorio con cierta gradualidad y seguramente con la posibilidad, al menos por un tiempo, de permitir al trabajador optar por mantenerse cobrando el sueldo en efectivo”, dijo a El País el integrante de la Asesoría Macroeconómica del MEF y encargado de llevar adelante este plan, Martín Vallcorba.

Esa flexibilidad inicial busca evitar que se genere “alguna complicación porque la zona en la cual está la persona no tiene desarrollados los medios de pago electrónicos”, agregó.

La nueva forma de pago obligatoria implicará que el cobro sea a través de una cuenta bancaria o bien a través de una tarjeta prepaga u otros instrumentos electrónicos.

Una de las principales innovaciones que incluirá el MEF en el proyecto de ley es que el trabajador pueda elegir dónde quiere cobrar. “Al día de hoy el esquema es que la empresa negocia con el banco el paquete del pago de sueldos y muchas veces los bancos le terminan dando beneficios por quedarse con el paquete de pago de sueldos de los trabajadores. En lugar de beneficiarse el trabajador, se beneficia la empresa”, dijo Vallcorba.

Al dar la opción de elegir al trabajador se busca cambiar esa lógica y generar competencia por el cliente. “Los bancos, para poder retener a ese trabajador, le van a tener que ofrecer buenos servicios y a buenos precios”, explicó el asesor.

Pero no solo habrá competencia entre los bancos, ya que el Ministerio está evaluando la posibilidad de que otras instituciones también puedan pagar sueldos, siempre que estén reguladas por el Banco Central (BCU).

Vallcorba dijo que se está pensando en “generar una licencia de emisor de dinero electrónico” que debería otorgar el BCU. A esas entidades, que podrían ser incluso redes de cobranzas, se les pedirán “requisitos y garantías muy estrictas” para darle seguridad al trabajador. Se busca que en ese esquema el empleado pueda decidir con qué institución trabajar y con qué instrumento cobrar.

Todavía no está definido cómo se implementaría la obligatoriedad del pago electrónico de sueldos, pero sí se estableció que será gradual. Vallcorba dijo que seguramente se incluya primero a las empresas de mayor tamaño y que “puede haber también criterios de tipo regional, por departamentos”.

El proyecto de ley podría tener efectos no solo en los trabajadores sino también en los pasivos. “Estamos pensando, aunque tampoco está resuelto, implementar un mecanismo que sea obligatorio para las nuevas jubilaciones, porque en definitiva cuando el trabajador se jubila seguirá con el mismo régimen, y que pueda ser opcional para los actuales jubilados”, informó Vallcorba.

Hay otro conjunto de pagos que el MEF está estudiando también hacer obligatorios por la vía electrónica.

Las transferencias monetarias que paga el Estado a las familias son unos de los pagos que están en consideración. “Hasta ahora avanzamos con las asignaciones familiares (con la tarjeta BPS Prestaciones, que es opcional), pero uno puede pensar que todos los beneficios sociales que paga el Estado se tengan que hacer por un medio electrónico”, señaló Vallcorba, quien tampoco descartó que todos los pagos que haga el Estado sean por esa vía, incluso a proveedores.

Rebaja del IVA.
Esto último apunta a desplazar el cheque -considerado un “muy ineficiente” medio de pago- para privilegiar las transferencias interbancarias.

Si bien el Ejecutivo cuenta con la facultad para rebajar la tasa básica del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 22% a 20% en las compras con tarjeta desde que en mayo del año pasado se aprobó la ley 18.910, el MEF sostiene que para ponerla en práctica se requiere seguir expandiendo la cantidad de usuarios de tarjetas y el número de comercios que las aceptan (ver nota aparte).

El asesor del MEF dijo que incluso se está evaluando que el pago de tarifas públicas sea obligatorio por medios electrónicos, así como los alquileres y los servicios profesionales. “Y tendremos que evaluar cómo y cuándo se incorporan los trabajadores independientes a este régimen”, añadió. En el proyecto se establecerá también la obligatoriedad en función del monto de las transacciones.

Vallcorba dijo que el nuevo proyecto de ley busca acelerar ese proceso y que “dependiendo de si el trámite parlamentario es ágil”, el MEF estaría “en condiciones de instrumentar la rebaja del IVA a fin de este año”.

Cuando se lanzó el plan de inclusión financiera a mediados de 2010, se identificó que el uso de la tarjeta de crédito era relativamente alto en la comparación regional mientras que la de débito era “insignificante”, pero en la actualidad se observa un crecimiento “exponencial”, dijo Vallcorba.

Desde aquel año se triplicó la cantidad de transacciones con tarjetas de débito emitidas en el país, de 900.000 a 2,7 millones en 2012, según datos del BCU. También casi se cuadruplicó el monto operado, de US$ 47 millones a US$ 169 millones. Ese aumento no solo se explicó por un incremento en la cantidad de tarjetas de 1,36 millones a 1,68 millones, sino también por un mayor uso por tarjetahabiente. A esa expansión contribuyeron en parte las agresivas campañas de descuentos que realizan los emisores de tarjetas

Posted in: Noticias

Post a Comment